Si eres tatuador y quieres hacer una exposición fotográfica de tus diseños deber tener el consentimiento de tus tatuados

El tatuador, para realizar su exposición fotográfica, deberá obtener el consentimiento de las personas fotografiadas en el que le ceden sus derechos de imagen de forma expresa y por escrito.

De la misma manera, él deberá aportar la máxima información sobre el evento como los datos de los modelos, información sobre el fotógrafo, especificar a sus modelos el trabajo que realizará, el lugar y fecha de la exposición, etc.

El consentimiento de cualquiera de los modelos puede ser revocado en cualquier momento. En el caso de querer exponer fotografías de un menor de edad o incapaces, el consentimiento se prestará por ellos mismos si sus condiciones de madurez lo permiten. En caso contrario, el consentimiento deberá ser mediante escrito por su representante legal, que estará obligado a ponerlo en conocimiento previo del Ministerio Fiscal. Si el Fiscal se opone, será el Juez quien resolverá.