¿Qué hay que hacer para conseguir la nulidad matrimonial?

 La nulidad matrimonial consiste en decretar el matrimonio nulo, por lo tanto es como si nunca hubiera existido, con lo cual se recupera el estado civil de soltero.

 

Se puede solicitar la nulidad del vínculo canónico, si los cónyuges se han casado por la iglesia católica y para ello se debe de instar un procedimiento ante los tribunales eclesiásticos.

Para solicitar una nulidad eclesiástica se deben de reunir los requisitos que la legislación canónica establece y además el matrimonio debe de estar inmerso en la causa de nulidad. Es decir, se deberá  demostrar y justificar la causa de nulidad para solicitar deshacer el vínculos.

Son causa de nulidad eclesiástica, entre otras, no haber conseguido tener descendencia, puesto que la procreación es uno de los pilares del matrimonio canónico, la infidelidad, la falta de consumación del vínculo matrimonial, deficiencias psíquicas o psicológicas.

También se puede solicitar la nulidad del matrimonio civil, cuando haya faltado el consentimiento para contraer matrimonio, cuando hayan contraído matrimonio personas que lo tienen prohibido, el matrimonio celebrado sin la intervención de juez o funcionario con potestad para la celebración de un matrimonio o sin testigos, el matrimonio celebrado por error en la persona y el celebrado bajo coacción y miedo grave, siendo estas mismas causas también aplicables al matrimonio canónico.