Le da a su hija batido de marihuana y pierde la custodia

No debe resultar sencillo actuar con la frialdad requerida cuando una hija de 3 años de edad sufre alucinaciones y empieza a convulsionar.

En un primer momento, la gran mayoría no sabría exactamente cómo reaccionar ante semejante situación. Ahora bien: lo que nadie haría es darle marihuana a la pequeña para frenar las convulsiones. ¿O sí?

Porque, según informó el diario La Vanguardia, eso es precisamente lo que hizo Kelsey Osborne, de Boise County (Idaho, Estados Unidos) y, como consecuencia, ha perdido la custodia de su hija Madyson y de su otro hijo, el pequeño Ryker, de 2 años. Ambos se hallan ahora con su padre. Kelsey solo podrá verlos mediante visitas supervisadas.

La madre explicó que, proporcionándole un batido con marihuana, su propósito era calmar a Madyson, que es propensa a sufrir convulsiones y alucinaciones. Lo que sucedió es que en un análisis posterior la pequeña dio positivo por ese psicotrópico, con lo cual el Departamento de Salud y Bienestar de Idaho no ha dudado en retirarle la custodia de los pequeños.

Las autoridades, ciertamente sorprendidas, han calificado su actitud de irresponsable, mientras Kelsey Osborne se defiende argumentando que sintió que ese era su “último recurso”. La madre concluyó que “he visto con mis propios ojos que personas en su mismo estado han usado marihuana y les ha ayudado o ha ayudado a sus hijos”.