Cinco claves para que tu relación de pareja funcione mejor

Cuando ya llevamos cierto tiempo con nuestro pareja, es normal que con la confianza y la rutina del día a día vayan surgiendo ciertas diferencias, enfados o simplemente distintos puntos de vista. De hecho, esto es algo completamente normal ya que al fin y al cabo somos humanos que sentimos y padecemos. Simplemente es importante que cuando pase algo que no nos gusta, decírselo a nuestro novio/a de manera respetuosa y compresiva.

Creo que la confianza es una de los pilares más básicos de la pareja, y si simplemente nos dedicamos a vivir en una nube de amor continuo y exacerbado, la relación estará destinada al fracaso antes o después. ¿Y a ti? ¿Te interesa como vivir tu amor pero teniendo los pies un poco en el suelo? Pues si es así no te pierdas el siguiente artículo:

Comunicación ante todo

Como he explicado al principio del artículo, este punto es el más importante en el que se tiene que basar una relación de pareja. Muchos pensarán que simplemente basta en “hablar mucho”, pero no es solo eso. Es muy importante tener una conversación profunda, donde nos “desnudemos” nuestro interior para que la otra persona nos conozca tal y como somos. Así mismo, con una buena comunicación y confianza, conseguiremos resolver los problemas mucho antes. Si los dejamos encerrados dentro de nosotros mismos, es normal que a la larga salgan pero con rabia y rencor por nuestra parte.

Respeto y empatía

De nada sirve comunicarnos si no lo hacemos de la manera correcta. Es decir, tenemos siempre que exponer nuestros puntos de vista de manera respetuosa, argumentada y sin obviamente haciendo chantaje emocional. También es importante que cuando la otra parte exponga también su opinión, en la medida de posible hay que ponerse un poco de su parte para comprenderla. Recuerden que la persona que tienen delante es supuestamente a la que más aman de toda su vida. Por ello, se antoja muy importante darle el respeto que se merece.

Juntos pero no fusionados

Muchas parejas sienten al principio de su romance que tienen que estar juntos las 24 horas del día. Es completamente normal tener al principio por la novedad que supone estar con una persona nueva. Sin embargo, hay que tener cuidado con esto. Nos podemos convertir en auténticos dependientes emocionales que solo encuentran la felicidad estando con sus parejas. Para evitar esto, sal de vez en cuando con tus amigos, haz planes con gente distinta y en definitiva ten vida social más allá de tu pareja. La amistad es uno de los tesoros más valiosos que tiene el ser humano a los que hay que cuidar para que nos dure toda la vida.

El sexo es importante

Antes hablaba de la importancia de desnudar nuestro interior. Pues también hay que hacerlo por fuera. Mantener relaciones sexuales debe tomarse como un aspecto más de nuestra relación que hay que ir explorando poco a poco y sobre todo juntos. Además, también es una gran vía de escape para limar asperezas y liberar todo el estrés y las tensiones que hayamos tenido tras una larga discusión que no lleva a ningún lado.

Dar y recibir casi a partes iguales

Atrás quedaron esos tiempos donde el varón era el único que tenía que pagar todas las comidas, agasajar a las mujer con todo tipo de variopintos regalos o flores cada día. Esa visión de la pareja está ya algo desfasada y anticuada. En una relación de dos, como bien su nombre indica, tiene que haber amor y afecto en partes iguales. Con esto no me refiero que tenga que ser un 50% continuo. No está bien contabilizar absolutamente todo lo que nos regalan. Simplemente hay que darse cuenta que si nuestra pareja nos regala algo, no estaría de más que cuando nosotros buenamente podamos, hagamos lo mismo.  –