Las parejas de hecho solamente se podrán reclamar una compensación económica por razón de trabajo, cuando uno de los convivientes ha trabajado para la casa más que el otro o cuando haya trabajado para el otro sin retribución o retribución insuficiente y siempre que en el momento del cese de la convivencia exista un desequilibrio patrimonial entre ambos.


El “plan de parentalidad” es una obligación que ha impuesto el nuevo Código Civil catalán que consiste en una declaración que debe acompañar todo convenio regulador de separación o divorcio para regular el ejercicio de la potestad y guarda de los hijos menores de edad.