La norma aplicable al caso es el artículo 21 de la Ley de arrendamientos urbanos, que obliga al arrendador a realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, salvo cuando el deterioro de cuya reparación se trate sea imputable al arrendatario, según lo dispuesto en los artículos 1563 y 1564 del Código civil (la obligación de reparación tiene su límite en la destrucción de la vivienda por causa no imputable al arrendador), o  cuando se trate de pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario de la vivienda, que corren a cargo del arrendatario.

Leer más: Cuando hay un robo en un inmueble alquilado, ¿Quién responde de los daños, el arrendador o el...

Estudios científicos han descubierto que las relaciones de amor intensas, generan en nuestro cerebro una especie de “raíces o “anclas”, que de manera recurrente mantienen activos nuestros recuerdos. Dichos estudios, nombran la existencia de un circuito neurológico que graba con mayor intensidad, los recuerdos dotados de  más carga  emocional.

Leer más: ¿Por qué es casi imposible olvidar un gran amor?