Divorcio de mutuo acuerdo

En esta ocasión vamos a hablar de la tramitación de mutuo acuerdo de un divorcio. El divorcio de puede tramitar de mutuo acuerdo, para lo cual hay que redactar un convenio regulador.

Lo ideal es que se tramiten los divorcios de mutuo acuerdo. Que sea el propio matrimonio en crisis el que se ocupe de regular sus cuestiones económicas. Si no es así, es decir, si las partes no se ponen de acuerdo, será una tercera persona, en concreto un juez, quien lo haga.

Cabe reflexionar sobre un aspecto. Ese juez no conoce vuestra situación. La familia es el núcleo más íntimo y personal, y una tercera persona no tiene por qué regular esa separación.

Yo pasé por un divorcio contencioso y a mi no me gustó que fuera un juez el que decidiera de qué manera me tenía que relacionar con mis hijos, o cómo su padre tenía que estar con ellos, y qué debía o no debía pagar.

En ese momento no fuimos capaces de llegar a un acuerdo, pero como yo ya he pasado por esa situación te puedo ayudar. Sé cómo te estás sintiendo en estos momentos, y tengo los consejos y recomendaciones para que tu divorcio sea lo menos doloroso posible.

Por tanto, dile a tu abogado que quieres hacer un divorcio de mutuo acuerdo, y si no es posible llegar a un acuerdo con tu pareja propón la mediación. No permitas que una tercera persona sea quien decida tú te tienes que relacionar con tus hijos.

En el canal de YouTube de Ana Velasco Abogados tenemos un vídeo sobre el divorcio de mutuo acuerdo con hijos que puedes visualizar.

En un divorcio quién se queda con los hijos

Tomada esta decisión de hacer un divorcio de mutuo acuerdo, lo primero que hay que decidir es con quién van a vivir los hijos. La guarda y custodia quiere decir cuidar y velar a los hijos. Esta guarda y custodia puede ser exclusiva para uno de los cónyuges o puede ser compartida, en cuyo caso serán ambos los que se ocupen de sus hijos.

En el momento del divorcio os hablarán de la patria potestad, o conjunto de derechos y obligaciones que los padres tienen con sus hijos. Cuidarlos, alimentarlos y darles una educación, y derechos en lo relativo a gozar de su compañía.

La patria potestad se tiene igualmente aún en caso de separación, aunque se tendrá que decidir cómo os vais a relacionar con ellos. Si los niños estarán con uno u otro de los progenitores o, como se hace más últimamente, los niños pasarán el mismo tiempo con uno y con el otro.

¿Qué es el plan de parentalidad?

Una vez ya hayáis solucionado ésto, deberéis de redactar un buen plan de parentalidad. Se trata de aspecto que es sólo obligatorio en Cataluña. En esta comunidad autónoma todos los convenios reguladores deben de contener este plan de parentalidad, mientras que en el resto de comunidades no es obligatorio.

Se trata de una herramienta muy útil para regular todas las cuestiones relativas al día a día de los hijos. Hay infinidad de dudas en este aspecto, como por ejemplo cómo volver a la alternabilidad después de las vacaciones.

Todas las pequeñas cuestiones que surgen en relación con los hijos, si se reflejan en un plan de parentalidad evitan numerables consultas a los abogados. Además, os da a vosotros también una tranquilidad porque, en caso de que no os pongáis de acuerdo, tenéis una herramienta a la que acudir.

Cómo se reparten los gastos de los hijos en un divorcio

El hecho de estar separados o divorciados no quiere decir que no se tenga que seguir pagando los gastos relativos a los hijos.

La pensión de alimentos es aquella cantidad de dinero que se tiene que pagar para seguir haciendo frente a los gastos de los hijos. Si viven con la madre será el padre quien tenga que pagar la pensión a la madre y viceversa.

En el caso de que haya una guarda compartida habrá que establecer una manera en la que los dos progenitores siguen pagando los gastos de sus hijos. Existe un bulo que dice que si hay una guarda y custodia compartida no se tiene que pagar la pensión de alimentos. Pero ésto no es así.

¿Cuánto se paga de pensión alimenticia?

Si te preguntas cuánto se paga de pensión por hijo tienes que tener en cuenta que esta cantidad dependerá de los gastos de los hijos y de los ingresos de los progenitores. Por Internet circulan unas tablas orientadoras para calcular la pensión de alimentos dependiendo del sueldo, pero los jueces no siempre las aplican.

Para hacer un cálculo más exacto habrá que poner en relación los gastos de vuestros hijos con vuestros ingresos. Y así sacar la manera en la que va a contribuir aquél que no vive con los niños.

En el caso de que los niños vivan en igualdad de tiempo con uno y con otro, tendréis que decidir de qué manera uno u otro contribuye a los gastos de los hijos. Debes tener claro que la cantidad siempre será mayor para aquél que cobre más.

Cuestiones económicas y patrimoniales del convenio regulador

En un convenio regulador por separación o divorcio de mutuo acuerdo hay que establecer también qué destino se le da a los bienes que los cónyuges tienen en común. Este reparto de bienes gananciales bien pueden vender las propiedades o que uno se las quede y abone su parte al otro.

También se debe establecer si aquél que menos ingresos tenga si tiene derecho a que el otro le pague una pensión compensatoria. Es decir, se trata de la pensión que puede pedir aquél cónyuge que menos ingresos tiene y que le debe pagar aquél que cobre o tenga mayores ingresos.

No te pierdas más información en mi canal de Youtube Ana Velasco Abogada.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS